13/1/09

Crítica a Guy Sorman



Crítica a Guy Sermon

1. Sin conceder menos importancia a los recursos naturales, como el petróleo o el gas, estos recursos, su valor mercantil y explotación industrial, no fueron la causa del derrumbe de la URSS. Indudablemente, dicho valor y explotación constituyeron un índice de la evolución económica –y política- de este superpaís.

2. La causa tecno-económica del retraso y, finalmente, derrumbe de la URSS fue su retroceso en la incorporación a la revolución científico-técnica y, más precisamente, su dificultad para incorporarse a la revolución de la microelectrónica y ofrecérsela, de forma masiva, a su población. En este retroceso y, finalmente, colapso de la industria científico-técnica de la URSS se pueden buscar causas tanto exógenas como endógenas a la economía y a la sociedad de la URSS. Por un lado, su dependencia de la industria militar, su falta de un mercado de bienes y servicios y proteccionismo mercantil, por otro lado, el aumento de la competencia capitalista en el mercado tecnológico, junto con el aumento de la presión militar, sumando a todo esto las restricciones comerciales que tanto la URSS como sus países socios estaban obligados a padecer en el mercado internacional.

3. Las reformas económicas iniciadas por Gorbachov y continuadas por Yeltsin dentro de un plan mucho más vasto de un cambio de régimen y adopción de un modelo de democracia liberal en un mundo multipolar, son irreversibles. Pero eso no quiere decir que tengan que desarrollarse en una única dirección ni que tengan que agradar a todas las personas de Occidente. Los rusos se transforman y, cambiando, aprenden más de sus vecinos y calculan mejor el papel que jugar en el mundo.

4. No debemos olvidar que Europa del Este sigue siendo una zona en vías de desarrollo y que, por tanto, para avanzar no debe olvidar quien es ni tampoco caer en los viejos errores; eso implica volver a pasar por las lecciones de la historia ya aprendida y conocer mejor lo que puede conseguir en el mercado internacional.